8/6/12

La Madre Teresa de Calcuta

Madre Teresa de Calcuta
Fotografía
Mi blog estaría incompleto sin esta entrada. Un sencillo homenaje a la madre Teresa que, actualmente si estuviera con nosotros,  ¿cómo se sentiría al observar la cantidad de gente que, teniendo mucho más de lo que necesita, se han dedicado a acumular dinero sin pensar en nada más?. El único consuelo que tendría sería que sus Misioneras de la Caridad continúan la labor que ella comenzó.

La recuerdo ya mayor cuando aparecía en televisión, encorvada, sonriente, ofreciendo sus manos a todos los que querían tocarlas y acariciando las mejillas de niños y ancianos que acudían a su paso.

Ya era famosa y vitoreada en todo el mundo, pero le molestaba la popularidad de la que no creía ser merecedora. Logró superarlo como ella sola podía hacerlo: ”He firmado un contrato con Dios que por cada foto que me saquen sea liberada un alma del purgatorio, a esta hora el purgatorio estará vacío”.

En cuanto a su biografía poco puedo añadir porque es conocida por todos:

Agnes Gonxha (capullo en flor) Bojaxhiu para todo el mundo Teresa como eligió ser llamada, nació en agosto del año 1910. A los 18 años animada por el deseo de hacerse misionera, ingresó en el Instituto Hermanas de Loreto, en Irlanda.

Llegó a Calcuta el 6 de enero de 1929. Después de profesar sus primeros votos en 1931, la Hermana Teresa fue destinada a la comunidad de Loreto Entally en Calcuta, donde enseñó en la Escuela para chicas St. Mary. En 1944 se convirtió en directora del centro.

Fue en 1946, durante un viaje de Calcuta a Darjeeling para realizar su retiro anual, cuando la Madre Teresa recibió su “llamada dentro de la llamada”. Ese día, de una manera que nunca explicaría, la sed de amor y de almas se apoderó de su corazón y el deseo de saciar la sed de Jesús se convirtió en la fuerza motriz de toda su vida.

Su misión desde entonces fuecuidar a los hambrientos, a los que no tienen hogar, a los lisiados, a toda esa gente que se siente inútil, no amada o desprotegida por la sociedad, gente que se ha convertido en una carga para la sociedad y que son rechazados por todos”.

El 17 de agosto de 1948 se vistió por primera vez con el sari blanco orlado de azul y con muchas dificultades, comenzó sin nada, pidió al municipio de Calcuta una casa para que los moribundos de las calles pudieran morir en un lugar con dignidad.

El 7 de octubre de 1950 fue establecida oficialmente la nueva congregación de las Misioneras de la Caridad. En 1952 inauguró el primer hogar para moribundos en Calcuta "Kalighat" (la casa del corazón puro) y el centro “Shanti Nagar”.

La Madre Teresa fundó los Padres Misioneros de la Caridad junto al padre Joseph Langford, los Colaboradores de Madre Teresa y los Colaboradores Enfermos y Sufrientes, personas de distintas creencias y nacionalidades, los Hermanos misioneros de la caridad (rama activa), entre otras organizaciones.

Toda su vida y trabajo fue un testimonio de la alegría de amar y del valor incomparable de la amistad con Dios.

Durante los últimos años de su vida, a pesar del deterioro físico, la Madre Teresa continuó dirigiendo su Instituto y respondiendo a las necesidades de los pobres y de la Iglesia.

Fue su labor la que le llevó a la beatificación en muy breve tiempo (menos de dos años después de su muerte). El 20 de diciembre del año 2002 el Papa Juan Pablo II aprobó los decretos sobre la heroicidad de las virtudes y sobre el milagro obtenido por intercesión de la Madre Teresa:

Mónica Vesra, desahuciada por los médicos por un tumor abdominal, acudió a la misión donde en el aniversario de su muerte las Hermanas de la Caridad tenían un día de adoración. La superiora dijo: ”Madre hoy es tu día, ayuda a Mónica”. Mónica se quedó dormida y, a la una de la mañana cuando se levantó, notó que el estómago lo tenía normal y caminaba normal. En Roma los médicos dijeron que no había explicación natural para que un tumor tan grande desapareciera sin dejar signos de nada.

El periodista argentino Claudio Domínguez realizó una de las últimas entrevistas antes de su muerte y nos explica su experiencia:

Soñé que me entrevistaba con la madre Teresa. Me desperté muy triste, frustrado porque ese sueño no hubiera sido real. Sin saber por qué en el sueño, esto fue lo fuerte, yo marcaba un número que ya me sabía de memoria porque era el número de la misión de Caridad de Calcuta al que ya había llamado mil veces y nunca me daban la más mínima bolilla. Me cortaba la hermanita para que no hincháramos a la Madre Teresa, yo sabía que marcaba ese número en el sueño, que una vocecita del otro lado de la línea me decía: “Hola, habla la Madre Teresa te estoy esperando, venid” y es donde me despertaba.

Entonces como llevado por una gracia divina o por algo superior, muerto de sueño, me fui a un locutorio que había a cien metros del cuarto donde yo paraba a miles de kilómetros. Marco el número de la Misión de Caridad de la Madre Teresa, una pausa del otro lado de la línea igual que en el sueño, y una vocecita dice: “Hola habla la Madre Teresa ¿quién sos?” Eso fue muy fuerte, más allá de todo lo imaginado. Algunos dirían qué fenómeno paranormal, sí,  pero el fenómeno viene de aquí ahora, de esta tierra. Entonces empecé a balbucear, dije Dios Santa podía haberme cortado, no me molestes, quién es el maniático que a esta hora me hace ba ba ba y cortarme y me dijo: “Me llega tu emoción en Dios ¿quién sos? ¿querés verme?” Grité y dije soy un periodista argentino, estoy aquí en la ciudad de Praichanti, la adoro ¿puedo verla? Dijo: “Sí, pero el jueves a las cuatro de la tarde, un beso” y cortó.

Las respuestas de la Madre Teresa fueron: “Tenemos un voto en nuestra congregación dar nuestro servicio libre y gratuito a los más pobres de los más pobres, tenemos que darle nuestro corazón. No aceptamos ni salario ni ayudas oficiales. Somos como los pájaros y las flores en las manos de Dios y la caridad de la gente. Yo voy por la gente y no por la prensa. Ámense los unos a los otros como Dios los ama. Recen porque haya amor, paz, alegría y unidad. Rezo para que los argentinos reciban las bendiciones de Dios y se amen como Él los ama. Y recen por nosotros para que continuemos este bonito trabajo de amor, especialmente sirviendo con amor y cuidado a los más pobres”.

Pero la caridad que empezó en Calcuta llegaría a más de 120 países. Ella siempre negó ser una persona extraordinaria, decía que aquello que hacía lo hacía El Señor a través de ella.

Os dejo esta maravillosa reflexión suya (para mí, poesía) que nos anima a seguir su ejemplo, cada uno en nuestro ámbito:

NUNCA TE DETENGAS 

Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, 

Los días se convierten en años... 

Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña. 

Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida. 

Detrás de cada logro, hay otro desafío. 

Mientras estés viva, siéntete viva. 

Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo. 

No vivas de fotos amarillas... 

Sigue aunque todos esperen que abandones. 

No dejes que se oxide el hierro que hay en ti. 

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto. 

Cuando por los años no puedas correr, trota. 

Cuando no puedas trotar, camina. 

Cuando no puedas caminar, usa el bastón. 

¡Pero nunca te detengas! 

El 5 de septiembre de 1997 la vida terrena de la Madre Teresa llegó a su fin. Su cuerpo fue enterrado en la Casa Madre de las Misioneras de la Caridad y su tumba se convirtió rápidamente, y sigue siendo, un lugar de peregrinación y oración para gente de fe de todos los estratos sociales.

Como la Madre Teresa dijo:"Cuanto menos poseemos, más podemos dar. Parece imposible, pero no lo es. Esa es la lógica del amor."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Arriba